¿Qué puedo hacer si me duele el ombligo?

Debido a las numerosas causas que pueden causar dolor en el ombligo, lo mejor es acudir al médico, quien según el tipo del dolor, los síntomas, los antecedentes personales del paciente será capaz de realizar un diagnóstico que explique la causa del dolor en el ombligo.

¿Por qué duele la zona del ombligo?

El dolor en la parte central del abdomen (cerca del ombligo) tiene su origen en trastornos de estructuras como el intestino delgado, la parte superior del colon y el apéndice. El dolor en la parte baja del abdomen tiene su origen en trastornos de la parte inferior del colon y de los órganos del aparato genitourinario.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia en el ombligo?

La hernia umbilical produce una leve hinchazón o bulto cerca del ombligo. En los bebés que tienen una hernia umbilical, el bulto se puede ver únicamente cuando lloran, tosen o hacen algún esfuerzo. Las hernias umbilicales en los niños no suelen causar dolor.

¿Cómo quitar el dolor de una hernia en el ombligo?

Los síntomas normalmente desaparecen sin tratamiento después de unos días en ambos casos. Para aliviar las molestias puedes probar remedios caseros, como beber muchos líquidos, descansar y tomar medicamentos de venta libre. Las infecciones parasitarias también pueden causar diarrea aguda y dolor abdominal.

¿Qué órgano se encuentra bajo el ombligo?

El bazo es un órgano que se encuentra en su costado izquierdo, por arriba del estómago y debajo de las costillas. Tiene el tamaño aproximado de su puño. El bazo forma parte del sistema linfático, que combate las infecciones y mantiene el equilibrio de los líquidos del cuerpo.

¿Cómo saber si es un gas o apendicitis?

El dolor por gases puede sentirse como nudos en el estómago. Incluso puedes tener la sensación de que los gases se mueven en tus intestinos. A diferencia de la apendicitis, que tiende a causar dolor localizado en el lado inferior derecho del abdomen, el dolor por gases puede sentirse en cualquier parte del abdomen.

¿Cómo saber si tengo una hernia en el ombligo adultos?

¿Cuáles son los síntomas de una hernia en el ombligo?
  1. Aparición de un bulto o protuberancia en la zona umbilical. …
  2. Dolor, malestar e inflamación en la zona abdominal, especialmente al realizar esfuerzos o al inclinarse.
  3. Náuseas o vómitos.
  4. Estreñimiento.

¿Cómo saber si te va a salir una hernia?

Un bulto en el área sobre cualquiera de los lados del pubis, que se hace más notorio cuando estás erguido y especialmente si toses o haces algún esfuerzo. Una sensación de ardor o de dolor en el área del bulto. Dolor o incomodidad en la ingle, especialmente cuando te inclinas, toses o levantas peso.

¿Por qué se produce la hernia umbilical?

Causas de la hernia umbilical en adultos

– Realización de esfuerzos físicos intensos sin el cuidado adecuado. Estos esfuerzos, aumentan mucho la presión intraabdominal, que se trasmite hacia la linea media de la pared abdominal, rompiendo esa zona y provocando la hernia en el ombligo.

¿Qué tan grave es una hernia en el ombligo?

Produce dolor de gran intensidad en la zona de la hernia. Estrangulamiento de la hernia. Se produce cuando, en la situación anterior, se afecta también la circulación sanguínea del intestino. La falta de riego a esa zona del intestino puede llevar a la deceso intestinal, a su perforación y a una infección grave.

¿Que no debo comer si tengo una hernia umbilical?

También es importante evitar alimentos ricos en azúcares y grasas, como los embutidos, jamón, salchichas, carne cerdo, tocino y frituras en general, debido a que promueven la inflamación y dificultan la cicatrización.

¿Qué remedio casero es bueno para la hernia?

En cuanto al tratamiento para las hernias con este producto, uno de los líquidos más recomendados es el vinagre de cidra de manzana, pues activa la circulación y reduce la inflación del cuerpo, según una investigación realizada por el Instituto de Investigación y Desarrollo Agrícola de Malasia.

¿Que no debo comer si tengo una hernia umbilical?

También es importante evitar alimentos ricos en azúcares y grasas, como los embutidos, jamón, salchichas, carne cerdo, tocino y frituras en general, debido a que promueven la inflamación y dificultan la cicatrización.