Una empresa, para progresar, requiere de herramientas de planificación adecuadas y sólidas. Sin embargo, en algunos momentos la función de operar y, a la vez, gestionar esas herramientas a través de software, puede ser delegado en el equipo de marketing o también en el área administrativa incluyendo de manera directa a los miembros fundadores.

No obstante, a los fines de evitar impases cuando se trata de gestionar tu negocio, es importante conocer cómo se elabora un plan de acción el cual te ayudará a diseñar una estrategia de orden empresarial que sea efectiva, independientemente del cargo que ocupes.

Definición de plan de acción y elementos

El plan de acción está definido como un gráfico o mapa que describe la ruta a seguir para lograr las metas comerciales que se reflejan en el emprendimiento de un negocio. Un plan de acción es imprescindible para una organización, ya que constituye la base de una planificación sólida y eficiente.

Lo importante de un plan de acción es su evaluación frecuente y su estricto cumplimiento. Los elementos de un plan de acción son aquellos que permiten su buen funcionamiento. Entre ellos se mencionan a continuación lo siguientes:

  • Perfil de la organización: En primer término, un plan de acción debe indicar como está constituida la organización y cuál es su dedicación. En dicho plan debe incorporarse información relacionada con los objetivos, sus valores, al igual que su misión y visión. También la dimensión de la empresa, sector o industria, fundación de la empresa, logros obtenidos en el tiempo y el posicionamiento actual en el mercado.

Referente a la misión y visión se debe ofrecer una contundente idea en cuanto a las aspiraciones de la organización, que tiendan a justificar el plan de acción.

  • Importancia para la comunidad: Es un elemento de trascendencia para el plan de acción, ya que debe señalar todo lo que la organización aporta a su entorno. Es decir, si presta apoyo a algún tipo de comunidad o a un grupo de personas de carácter vulnerable, así como también si ofrece oportunidades de trabajo para las personas locales o al impacto que pudieran llegar a generar las operaciones de la empresa debido a su ubicación, entre ellas atracción de turismo, generación de empleos o algún tipo de inversiones de orden internacional.
  • Ventajas que se aspiran: Cuando una empresa decide diseñar un plan de acción es porque quiere obtener algunos beneficios o ventajas. Estos pueden oscilar entre la optimización de la reputación de la empresa, el fortalecimiento que pudiera haber de las relaciones comerciales, la meta de poder llegar a ser una organización sostenible hasta obtener ventajas de orden económico y financiero.

Ejemplos de los tipos de plan de acción

Entre los diversos planes de acción que se pueden desarrollar dentro de una organización se encuentran los siguientes:

  • Plan de acción dirigido para el incremento de las ventas: En este plan se especifican todas las acciones a desarrollar para optimizar el proceso de venta por parte de los ejecutivos del área. Existen dentro de su desarrollo distintas estrategias de ventas de acuerdo a su ubicación en el marketing, como por ejemplo la metodología inbound, cuyo aporte es mantener un canal de comunicación con cada uno de los leads tomando en cuenta su ruta de compra.
  • Plan de acción usado para la optimización del clima laboral: Es un plan de acción empresarial determinado por los departamentos de recursos humanos para que beneficie a los colaboradores y a los encargados del área. El clima laboral es uno de los elementos de mayor importancia dentro de una organización, ya que este permite llevar a cabo todas las tareas que sirven para conducir y mejorar las ventas de la organización.
  • Plan de acción para la mejora de los recursos digitales: En general, los departamentos que se encargan de la gestión de tecnologías de la información son los responsables de corroborar que las diversas herramientas digitales, ya se trate de APPS o software, generen el funcionamiento correcto contribuyendo de esta manera con las actividades del negocio atendiendo al contenido que existe en el plan de acción empresarial vigente.
  • Plan de acción para el mejor manejo de todas las áreas contables: Similar a los departamentos de tecnología de información, estas funciones tienen la posibilidad de poder ser asignadas a otra organización, así como también a cualquier profesional certificado en el área contable o a uno de sus miembros fundadores, como está ocurriendo en el presente cuando las organizaciones tienen reciente creación.