¿Qué función cumple el manto lipídico de la piel?

También llamado manto hidrolipídico, es una emulsión natural de nuestra piel. Esta capa tiene muchos beneficios. El primero de todos, mantener una barrera contra el exterior. Es también la causante de que nuestra piel se mantenga hidratada, así como de hacer que se mantenga con el aspecto aterciopelado.

¿Cómo se forma el manto graso de la piel?

Este manto está formado por una fracción lipídica que procede de la secreción de sebo y de una fracción hídrica ácida. En términos coloquiales, una mezcla de agua y sudor cuyo equilibrio es la clave para una piel sana.

¿Cuál es el manto ácido de la piel?

La composición de este “film” es compleja, siendo el resultado del agua de la epidermis y las glándulas sudoríparas junto al sebo de las glándulas sebáceas y lípidos de la epidermis, cuya composición es fundamentalmente ceramidas, triglicéridos, fosfolípidos, escualeno…

¿Que sucedería en la piel si este manto hidrolipídico se altera?

Por ejemplo, cuando el pH de la piel se altera y aumenta considerablemente se producen pruritos, dermatitis, y esta se vuelve más propensa a infectarse o dañarse. El pH mantiene las bacterias a raya. Es importante tener en cuenta que el pH no es el mismo en toda la piel.

¿Qué es el manto lipídico?

El manto hidrolipídico es el nombre que se le da a la emulsión fisiológica que nuestro cuerpo desarrolla para proteger nuestra piel y por lo tanto nuestro organismo de todo lo mencionado anteriormente. Esta emulsión natural es una combinación única en cada uno, a base de nuestro sudor, grasa, agua, células muertas….

¿Cuál es la función de la emulsión epicutánea?

La emulsión epicutánea o manto hidrolipídico es la emulsión formada por el agua procedente de las glándulas sudoríparas y el ambiente, jun- to con los lípidos de las glándulas sebáceas y de la capa córnea. Es una película que recubre el estrato córneo, ayudando al mantenimiento de la función de barrera.